Su continuidad debajo del extremo inferior de la zona de no intervención habilitó a que el Central vuelva a comprar divisas para las reservas.


El Banco Central empezó la semana pasada a comprar dólares en el mercado cambiario por primera vez en 19 meses y podrá seguir haciéndolo este lunes, aunque por ahora la estrategia oficial no demuestra interés por defender un “piso” para el tipo de cambio.

El presidente del Banco Central (BCRA), Guido Sandleris, aprovechó el veranito del mercado cambiario para comprar 60 millones de dólares y continuar con la baja de la tasa de referencia hasta llevarla a su mínimo nivel desde que el 30 de agosto pasado.

La calma de los últimos días en el frente externo, que mejoró la posición de los vapuleados activos de los países emergentes, y la sobrada oferta de divisas en la plaza local proveniente de las liquidaciones de la cosecha de trigo, sirvieron para que la autoridad monetaria se ubique en una zona de confort y capitalice los resultados de su agresiva estrategia para dejar atrás la crisis cambiaria.

El dólar retrocedió el viernes casi 13 centavos respecto al jueves y finalizó en casas de cambio y bancos a 36,086 pesos para la compra y a 38,031 pesos para la venta. Así, la moneda acumuló en la semana una caída superior a los 36 centavos y quedó en su menor nivel desde el 14 de diciembre pasado.

Pero nuevamente todos los operadores siguieron con particular atención los movimientos del dólar en el mercado mayorista (donde transaccionan entidades financieras y grandes empresas) porque la cotización en ese spot es la de referencia para el Central. Y por segundo día consecutivo, la moneda volvió a contraerse y quedó por debajo de la banda de no intervención: el piso ayer fue de $37,37 y el lunes será de $37,45.

El billete estadounidense perdió ayer 18 centavos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y culminó a $36,90 para la venta. Perforó el piso de los 37 pesos por primera vez desde el 4 de diciembre pasado.

La tendencia revela que el dólar mayorista sumó su cuarta semana consecutiva con rumbo bajista y su continuidad debajo del extremo inferior de la zona de no intervención habilitó a que el Central vuelva a comprar divisas para las reservas.

El BCRA subastó el viernes Leliq por $140.353 millones, con una tasa promedio de corte que se ubicó en 58,11% anual. Ese rendimiento no sólo se contrajo 15,42 puntos porcentuales desde su máximo (el 8 de octubre tocó el 73,52%) sino que cayó al menor nivel desde que el otrora titular de la autoridad monetaria Luis Caputo llegó la tasa al 60%, a fines de agosto.

En el entorno de Sandleris aclaran que la prioridad es “mantener la cautela”, a pesar de la mejora de las condiciones para actuar. “Las licitaciones serán de hasta 50 millones de dólares por día y el acumulado en el mes de estas licitaciones no podrá exceder el 2% de la meta” mensual de expansión de la base monetaria.

Por la corresponsalía Buenos Aires.


En esta nota:

Dólar Economia




Comentarios