El proyecto podría tratarse en febrero, en sesiones extraordinarias del Congreso.


El Gobierno de Mauricio Macri quiere seguir avanzando en algunos proyectos penales y de seguridad. Después de anunciar la compra de pistolas Taser y la buena recepción que tuvo la noticia, ahora avanza en la idea de bajar la edad de imputabilidad a 15 años.

Mauricio Macri y Germán Garavano (Foto: EFE/Cortesía Presidencia de Argentina)

Mauricio Macri lo pidió desde 2017, un nuevo Régimen Penal Juvenil que ahora buscará que se trate en febrero durante las sesiones extraordinarias del Congreso.

La edad de imputabilidad actual, para delitos graves es de 16 años. Con este nuevo proyecto bajaría a 15, no a 14 como pedían los más duros. El ministro de Justicia Germán Garavano tendría listo el proyecto hace tiempo.

El proyecto también prevé un sistema de escalas por edad. Con 15 años los adolescentes solo podrán ser imputados por delitos graves: asesinatos, violaciones, secuestros extorsivos, robos con armas de fuego, por ejemplo.

De todos modos, 15 años será la cantidad máxima de prisión que se le podrá imponer a un adolescente.

El proyecto también incorpora mecanismos no tradicionales de resolución de conflictos: mediación, conciliación y el acuerdo restaurativo para delitos menores, siempre con el aval de la víctima.






Comentarios