Tras asumir, el nuevo Presidente de Brasil se comprometió a valorizar la familia y la tradición judeo-cristiana.


El flamante presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, recibió este martes el diploma que lo consagró como jefe de Estado en el Congreso brasileño, donde pronunció el discurso principal.

Allí, según informa Clarín, dijo que volvía “con humildad” al Parlamento “donde por 28 años serví a la nación brasileña. Ya no vengo como diputado sino como presidente por mandato de la población”. Le agradeció “a Dios” haber preservado su vida y dijo: “Aprovecho este momento para convocar a todos los congresistas a libertar nuestro país de la corrupción”.

Bolsonaro se comprometió a “valorizar la familia, la tradición judeo-cristiana” y “poner fin a la ideología de género”. También prometió observar “las garantías fundamentales de nuestra Constitución. Y a empeñarnos en orden y progreso, que significa el derecho a la legítima defensa y honrar a los que cuidan nuestras vidas”.

Finalmente, insistió que su gabinete “es un equipo técnico sin tendencia política” para indicar que es en esa tendencia que “se generó un Estado corrupto”.






Comentarios