Gareth Bale anotó los tres tantos del equipo español.


Real Madrid superó 3-1 al Kashima Antlers de Japón y se clasificó a la final del Mundial de Clubes. El “Merengue” es el actual bicampeón del certamen y máximo favorito a quedarse con el tercer título consecutivo.

En los papeles parecía un partido sencillo. Sin embargo, el conjunto español no tuvo un primer tiempo fácil ante los nipones y le costó abrir el marcador: Gareth Bale fue el encargado de romper el cero a los 44 minutos de juego tras una pared con Marcelo.

El complemento fue otra historia. Otra vez apareció Bale y, en apenas unos minutos, liquidó el encuentro con dos goles más en favor del equipo del argentino Santiago Solari. En tanto, Shoma Doi anotó el tanto del honor para Kashima.

Ahora, el Real jugará la final del torneo el sábado, desde las 13.30 de Argentina, contra el sorprendente Al Ain, que este martes eliminó a River en la definición con tiros desde el punto del penal luego de igualar 2 a 2.




Comentarios