El árbitro revisó una acción en el área del "Millonario" y luego anuló un gol de Al Ain por posición adelantada.


River tuvo un debut para el olvido en el Mundial de Clubes ante Al Ain. Y hubiese sido peor de no ser por el VAR, que en el primer tiempo se convirtió en uno de los protagonistas principales del encuentro y lo “salvó” en dos oportunidades.

La primera polémica llegó a los 25 minutos de juego cuando el partido estaba 2-1 en favor del conjunto de Marcelo Gallardo. Tras un centro al área del “Millonario”, el conjunto local reclamó penal por un supuesto agarrón de Exequiel Palacios. Pero el árbitro Gianluca Rocchi no cobró nada y dejó seguir.

Parecía que la jugada terminaba ahí, pero Rocchi recibió el llamado de sus asistentes que lo obligó a ver la acción en el monitor que está al borde del campo de juego. Es que desde la cabina vieron una mano. Sin embargo, para el juez fue casual y ratificó su decisión: no dio penal.

Sobre el cierre de la primera mitad, Hussein Elshahat puso el empate parcial para el equipo de Emiratos Árabes. Pero el VAR volvió a aparecer en escena y el árbitro anuló el gol por posición adelantada.




Comentarios