Un fuerte operativo de seguridad se montó en Ezeiza. Algunos jugadores fueron trasladados a Casa Amarilla y otros se retiraron por su cuenta.


Mientras River se prepara para participar del Mundial de Clubes en Emiratos Árabes, el plantel de Boca regresó a Buenos Aires con el 2018 concluído y las manos vacías, porque el torneo continental era el objetivo principal. El vuelo llegó a Ezeiza poco después del mediodía, en medio de un fuerte operativo de seguridad montado en el aeropuerto.

Algunos de los jugadores fueron a Casa Amarilla, mientras que otros se retiraron por su cuenta. Fernando Gago fue directo a realizarse estudios para determinar el grado de su lesión.

La tristeza de todos los hinchas xeneizes el día después de perder la superfinal de la Copa Libertadores de América ante su clásico rival en Madrid es inmensa. De hecho, las redes sociales oficiales del club estuvieron en silencio hasta el lunes por la mañana, cuando emitieron un mensaje de apoyo al equipo.

Como consecuencia de la derrota, está casi confirmada la salida del entrenador Guillermo Barrios Schelotto, quien no renovaría contrato con el club de La Ribera y seguiría su carrera en España, Estados Unidos o Brasil, desde donde le llegaron alunas ofertas.






Comentarios