La comunidad científica aprobó abandonar el patrón físico del kilogramo.


La comunidad científica mundial aprobó este viernes la mayor revisión del Sistema Internacional de Unidades (SI) desde su instauración en 1960, con la redefinición de cuatro de sus siete unidades y el abandono del patrón físico del kilogramo.

La resolución fue aprobada este viernes por la mañana en París por los delegados de los 60 Estados Miembros de la Oficina Internacional de Pesos y Medidas con derecho a voto en la clausura de su 26 Conferencia General, luego de tres días de debate.

El cilindro de iridio y platino que hasta ahora definía el prototipo internacional del kilogramo (EFE/ Bipm Handout)

“Estamos muy contentos con la decisión porque era algo necesario para poder trabajar con mayor precisión”, dijo en diálogo con Télam, Alejandra Tonina, jefa de Metrología Cuántica del INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) y agregó que: “Sabíamos que iba a ser aprobada por unanimidad”.

La especialista, que se juntó con sus compañeros en una sala de conferencia del INTI para ver la transmisión de la votación en streaming, explicó que “ya hace muchos años se había planteado la idea de que redefinir ciertas unidades de base” y calificó el evento como “histórico”.

Asimismo, dijo que las cuatro unidades que se van a redefinir el kilogramo (unidad de masa), el kelvin (unidad de temperatura), el ampere (unidad de corriente eléctrica) y el mol (unidad de sustancia), que componen el Sistema Internacional de Unidades junto con el metro, el segundo y la candela (que mide la intensidad luminosa).

“No va a impactar en la balanza que se usa en el médico para ver si engordamos o adelgazamos”, aseguraron los especialistas. (Archivo)

Las nuevas definiciones que se aprobaron entrarán en vigencia el 20 de mayo de 2019, cuando se conmemore el Día Mundial de la Metrología (la ciencia que se ocupa de estudiar, investigar y mejorar las mediciones).

En cuanto al kilogramo, remarcó que “era la única unidad basaba en un objeto que desde hace 100 años está cuidadosamente guardado en París, y desde ahora cada país, que tenga el experimento montado, va a poder realizar el kilogramo”.

En este sentido, aseguraron que si bien se trata de un “cambio importante” para la metrología esta modificación “no va a impactar en la balanza que se usa en el médico para ver si engordamos o adelgazamos, en la de la carnicería para pesar el asado o para pesar un camión de soja“.






Comentarios