Advirtió que se pone "en riesgo de preservación" el lugar al convertirse en reserva ambiental como dispuso el Gobierno.


La Asociación Abuelas de Plaza de Mayo cuestionó este viernes la transformación de la guarnición militar de Campo de Mayo en una reserva ambiental como dispuso el gobierno y advirtió que así se puede poner en riesgo la preservación “de un espacio fundamental para la búsqueda de Verdad, Memoria y Justicia”.

A través de un comunicado rechazó el decreto que creó la reserva natural, al señalar que en Campo de Mayo “funcionaron, al menos, tres centros clandestinos de detención; allí permanecieron alrededor de cinco mil víctimas y se estima que más de 30 bebés nacieron en esas dependencias durante el cautiverio de sus madres”.

De acuerdo al decreto publicado este viernes, la guarnición militar será dividida en una reserva ambiental, un espacio para uso militar y otra área, que para la asociación Abuelas de Plaza de Mayo, “no tiene un destino especificado y donde no puede descartarse que puedan hallarse restos de personas desaparecidas durante la última dictadura militar”.

Por ello, la organización realizó una presentación ante el Grupo de Trabajo sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias y al Relator Especial sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición de Naciones Unidas, para que “intervengan frente a esta situación”.






Comentarios