La actriz quiso usar el helado para un encuentro hot y la respuesta de su nuevo novio la dejó atónita.


A poco de formalizar con Mauro Caiazza, Jimena Barón hizo estallar de la risa a Marcelo Tinelli con una anécdota picante. Al parecer, la pareja salió a comer y decidió ir a tomar el helado a la casa de él, pero el plan hot de la cantante distaba mucho de lo que el dueño de casa esperaba.

“Fuimos a una parrilla y la verdad es que comimos bastante. Y Mauro me dice ‘che, compramos un helado’ y seguido dice ‘y lo llevamos a tu casa’. Yo me encendí, por supuesto. Voy a casa muy contenta, como metiendo panza pensando ‘no sabía que iba a pasar esto’. Había comido morcilla, riñones, de todo. Me quería morir… Dije ‘ahora empieza la cosa sexy del helado’“, comenzó diciendo la artista.

“Bueno, me la banco, respiro, meto panza. Y la típica, le digo ‘¿sabés cómo vamos a comer el helado?’. Lo tiro al sillón y termina la escena que me dice que estaba muy frío el helado. Y la gracia era… ¿entendés? Me dice ‘está muy frío. Si no te molesta yo prefiero comerlo normal y después, de última, lo otro lo vemos’“, contó enojada la intérprete de QLo.

El fallido encuentro sexual de la flamante pareja desencadenó una carcajada en los estudios de La Flía, y Marcelo aprovechó para retar en vivo a Caiazza, quien sonrojado le respondió: “El helado es para comer”.






Comentarios