El presidente Mauricio Macri ratificó "el compromiso absoluto e innegociable de la búsqueda de la verdad".


El presidente Mauricio Macri encabezó el acto en homenaje a los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, que se llevó a cabo en la Base Naval de Mar del Plata, con motivo de cumplirse un año de su desaparición en aguas del Atlático sur.

Allí, Macri anunció que en pocos días la comisión formada por el Ministerio de Defensa que investiga las razones de la desaparición del submarino ARA San Juan, va a emitir sus conclusiones y estás serán enviadas “de inmediato a la Justicia, con el compromiso absoluto e innegociable de la búsqueda de la verdad”.

El mandatario, en el acto, agradeció además a las Fuerzas Armadas “el compromiso y el coraje” puestos en la búsqueda del submarino, cuya última señal se captó hace un año, cuando navegaba en las aguas del Atlántico Sur.

El acto comenzó con una misa en la capilla ubicada dentro de la Base Naval, a cargo monseñor Santiago Olivero, en tanto que el resto de la ceremonia central se realizaró en una de las canchas de fútbol del predio militar.

Tras la lectura del nombre de cada tripulante, pedido que hicieron las familias, el jefe del Estado Mayor de la Armada, vicealmirante José Villán entregará al comandante de la Fuerza de Submarinos, el capitán de navío Ciro Oscar García Repetto, el pabellón de guerra del ARA San Juan.

Acto seguido, un grupo de familiares entregó la bandera que corresponde al submarino desaparecido, la que ingresará al cuadro de ceremonia en un cofre de madera.

Una vez finalizada la entrega de la bandera se escuchó 21 salvas de cañón, una antigua tradición naval internacional que simboliza las intenciones pacíficas de una embarcación que se acerca a un puerto y por eso descarga sus baterías.

Luego, los buques amarrados en el muelle de la base naval y todas las unidades navales con asiento en distintos puntos del país hicieron un toque de sirena en reconocimiento y honor a los 44 tripulantes del ARA San Juan.

Finalmente, se realizó en la misma base militar una ceremonia de planchada y alegoría del submarino como señal de que también se espera su regreso con la insignia de cada buque, que es un símbolo de dos remos, los aros salvavidas y un candelabro de luz.






Comentarios