El pontífice aseguró que son los creyentes los que deben aportar al sostenimiento de la institución.


En el mismo día en que la Iglesia argentina aceptó prescindir de 130 millones de pesos anuales que el Estado aporta para el sostenimiento del clero, el Papa Francisco afirmó que a la Iglesia “la mantienen los fieles”.

El Pontífice advirtió durante su homilía de la misa matinal en Santa Marta, que el dinero es la raíz de la corrupción. “El núcleo de la corrupción es justamente una idolatría: es haber vendido el alma al dios dinero, al dios poder. Así se es un idólatra”, dijo.

El papa Francisco (c) se reúne con miembros de la Conferencia Episcopal de Moldavia y Rumania durante una reunión en el Vaticano (EFE/ Foto cedida por Medios Vaticano)

Debemos mantener la Iglesia. Sí, sí, es cierto. Que la mantengan los fieles, pero en la cesta de las ofrendas, no con una lista de precios”, aseguró el Papa, y cuestionó a los sacerdotes que cobran tarifas fijas por administrar los sacramentos.

“A veces he visto –no aquí en Roma sino en otra parte– una lista de precios. ‘Pero, ¿cómo, los sacramentos se pagan?’. ‘No, es una ofrenda’. Pero si quieren dar una ofrenda –que la deben dar– que la pongan en la cesta de las ofrendas, escondido, que nadie vea cuánto dan”. Y advirtió: “también hoy hay este peligro”.






Comentarios