Jennifer Dahlgren, lanzadora de martillo, expresó su bronca al verse imposibilitada de comprar un vestuario acorde a sus medidas. Una foto de ella llorando se viralizó en las redes sociales. 


Estuvo presente en cuatro Juegos Olímpicos representando a Argentina, pero ahora tiene que asistir a un evento de gala, no tiene un vestuario acorde a sus talles y su reclamo se hizo viral en las últimas horas. 

Se trata de Jennifer Dahlgren, la experimentada lanzadora de martillo nacional que compartió su tristeza en las redes sociales por no encontrar un uniforme apto para sus medidas corporales y publicó un duro descargo sobre la presión social.

(AP Photo/Matt Dunham)

Todo comenzó cuando Dahlgren recibió una invitación y, en ese momento, pensó en comprarse un vestido acorde a las circunstancias. Pero no fue posible. 

“Como me pasa siempre… Me llega la invitación a un evento hermoso, una gala y salgo a buscar un vestido para la ocasión. Y el vestido más grande no me entra. Mis 120-100-115 están nuevamente fuera de límites. Y yo termino frustrada con todo, llorando en mi auto”, expresó la tres veces campeona sudamericana en su cuenta de Twitter. 

Con su frustración a cuestas, la atleta agregó: “A los 34… cuando pienso haber superado tantas inseguridades y pensamientos negativos en cuanto a mi cuerpo… pasa algo así y siento que volví a esa niña de 15 años que soñaba con vivir su vida en otro cuerpo…”.

Por último, se refirió a la importancia de la Ley de talles para no tener que vivir nuevamente este tipo de situaciones adversas. “Es muy difícil tener un autoestima sana cuando todo el tiempo la sociedad te marca de diferentes formas que no encajas. La Ley de Talles importa“, cerró. 

Una necesaria reflexión de Dahlgren para que se tome conciencia al respecto. 






Comentarios