La mujer también está complicada en la causa por presunto lavado de dinero.


Lo vi bastante tranquilo”, dijo Luciana Báez, una de las hijas del empresario Lázaro Báez, detenido hace dos años en Ezeiza por la causa de “la ruta del dinero K”.

Luciana habló con Crónica, y desmintió los rumores de una supuesta interna con sus hermanos. La mujer aseguró que mantiene una muy buena relación con su padre.

Siempre que voy a Buenos Aires lo voy a ver. Almorzamos, tomamos mate. Siempre hablamos”, dijo. Con respecto a cómo vio a Báez durante el juicio por presunto lavado de dinero que comenzó el lunes, contó: “Lo vi bastante tranquilo. Está bien, dentro de todo”.

Luciana y sus hermanos están acusados de “integrar una banda dedicada a lavar dinero entre 2010 y 2013 agravado por la habitualidad“. Al respecto dijo que está “trabajando” en terapia para afrontar el proceso judicial.






Comentarios