Así lo expresó Marcos Peña en la apertura de la primera edición del Urban 20, que reúne a intendentes de todo el mundo.


El Gobierno argentino, que lidera en 2018 el G20, confió hoy en que la cumbre de presidentes del grupo, que tendrá lugar en Buenos Aires del 30 noviembre al 1 de diciembre, refuerce el valor del encuentro, del multilateralismo, de la paz y del diálogo para encarar “los desafíos de la humanidad”. Y, al mismo tiempo, “plantar algunos temas de agenda centrales como tiene que ver con la infraestructura, el tema de los alimentos o el futuro del trabajo“, señaló Marcos Peña, jefe del Gabinete, durante la apertura de la primera edición del Urban 20, que reúne a intendentes de diversas ciudades del mundo.

Según Peña, a tan solo 33 días de la cumbre presidencial, para la que ya han confirmado su asistencia altos mandatarios como Donald Trump (EE.UU.), Angela Merkel (Alemania) y Vladimir Putin (Rusia), que se pueda realizar en la ciudad este encuentro de intendentes “es profundamente simbólico e importante”. “Creemos que hay que cumplir la palabra y honrar nuestro compromiso de poder darle una voz a las ciudades en los debates globales”, añadió.

Cuando Argentina planteó el “mensaje central” del G20 en 2018, continuó el jefe de gabinete, se marcó la idea de “cómo construir consensos para un desarrollo justo y sustentable” en el planeta, “entendiendo que este gran proceso de transformación y de cambio genera desafíos y oportunidades. “Dialogando, estando cerca y buscando puntos en común se resuelven los problemas“, sentenció, para recordar que en 2018 el país acogió casi 60 reuniones del G20, que integran los Estados más desarrollados y en desarrollo del mundo.

Los ministros de Finanzas y máximas autoridades de los bancos nacionales del G20 posan durante la Asamblea Anual del FMI y el Banco Mundial, en la isla de Bali en octubre de 2018. Crédito: EFE/ Stephen Jaffe/FMI.

“Estamos muy entusiasmados porque se ha podido avanzar en esa lógica de los consensos”, argumentó. “Y esperamos en ese sentido que para finales de noviembre y principios de diciembre podamos aportar en esta presidencia del G20 algunos elementos que ayuden a reforzar el valor del encuentro, el valor de multilateralismo, el valor de la paz y del diálogo para encarar los desafíos de la humanidad“, subrayó.

No obstante, Peña confió en que “uno de los legados” de esta presidencia del G20 sea el Urban 20, que ha celebrado en Argentina su primera edición. “Que las ciudades sean cada vez más parte de los foros de diálogo y participación de los problemas globales para así aportar no solo el lugar donde vivimos una mayoría de la humanidad, sino también la creatividad y las soluciones e innovación para pensar un mejor futuro para todos”, completó.





Comentarios