Se degradó en tormenta tropical y continuaba hacia Carolina del Sur.


El huracán Michael causó la muerte de al menos dos personas y destruyó casas hasta los cimientos en el noroeste de Florida, en Estados Unidos, donde tocó tierra este miércoles con vientos máximos sostenidos de 250 km/hora.

Según informaron los medios locales, un hombre murió al caer un árbol sobre su vivienda cerca de Greensboro, en Florida, y también falleció un nene en Georgia, aunque todavía se desconocen las circunstancias exactas de su muerte.

Además, Michael dejó a centenares de personas sin electricidad; provocó inundaciones; destruyó casas, vehículos, embarcaciones, rutas y derribó árboles en el noroeste de Florida.

El devastador paso de Michael. (EFE)

El ciclón, que bajó su intensidad y se degradó en tormenta tropical, se encontraba este jueves al mediodía cruzando la parte central de Carolina del Sur con vientos de unos 85 km/h, según informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC). Luego pasará por áreas de la parte central y oriental de Carolina del Norte y el sureste de Virginia.

Michael se degradó en tormenta tropical. (AFP)

A pesar de convertirse en tormenta tropial, se espera que Michael registre un fortalecimiento antes de llegar al Océano Atlántico esta noche o a primeras horas del viernes, día en que girará hacia este-noreste con velocidad superior a la actual, según las previsiones del NHC.

Ante esta situación el gobernador de Florida, Rick Scott, solicitó formalmente al presidente Donald Trump emitir una declaración de desastre mayor con el fin de agilizar recursos y asistencia del Gobierno federal para asistir los afectados.

Las fotos más impactantes de Florida tras el paso del huracán Michael:

(BLOOMBERG)

(BLOOMBERG)

(EFE)

(AFP)

(AP)

(AP)

(AP)

(AFP)




Comentarios