Según lo difundido por el periodista Luis Majul, Hugo y su familia enfrentan cargos por malversación de caudales, administración fraudulenta infiel y lavado de dinero.


Este domingo, el periodista Luis Majul aprovechó un tramo de su programa “La Cornisa” (América) para denunciar al sindicalista Hugo Moyano y su familia por supuesto desvío de fondos de los impuestos de sus afiliados a sus propias empresas.

Asimismo, el periodista indicó que, mediante el mismo mecanismo de corrupción, absorben dinero de los socios del Club Atlético Independiente, el cual es presidido por Hugo, la cabeza del clian Moyano.

Los Moyano

“Los fondos de la obra social de Camioneros son de naturaleza pública”, sostuvo el informe en cuestión que dio detalles del “guitaducto” de los Moyano. 

Y al respecto, Majul agregó: “(Hugo Moyano) Se apropia de ellos porque terceriza la administración de esos fondos en su pareja, Liliana Zulet. Esas empresas comienzan a comprar, se hacen multimillonarias, y eso se vacía casi al punto de quebrar. Lo mismo que hicieron Cristóbal López y Fabián de Sousa con el Grupo Indalo, lo vienen haciendo Moyano y su familia”.

Según lo divulgado en “La Cornisa”, los delitos que enfrentan los Moyano son: malversación de caudales, administración fraudulenta infiel y lavado de dinero. También revelaron que, gracias al Refop (Régimen de Fomento de Profesionalización del Transporte de Cargas), Camioneros incrementó sustancialmente la cantidad de adherentes respecto a los 40 mil afiliados con los que contaba en 2004.

¿Qué es el Refop? Un subsidio que le permitió a las empresas pagar solo la mitad de las cargas sociales, siempre y cuando afiliaran a sus empleados al sindicato de Camioneros.  

En tanto, Hugo Moyano fue electo como secretario General de la CGT y “se apropió, a través de los principales miembros del clan, de la obra social de camioneros denominada Oschoca (Obra Social de Choferes de Camiones)”. Majul reveló que el mayor de los Moyano le entregó esa compañía a su pareja, la ya mencionada Zulet. 

Por otro lado, explicaron que Moyano firmó un contrato de gerenciamiento con Iarai S.A., cuyo nombre de fantasía es Conducir Salud. “Está absorviendo plata a lo pavote, comprando inmuebles, equipos, casas de fin de semana, y adquiriendo otras empresas, mientras la obra social se funde”, señaló Majul.

En último lugar, el periodista especializado en política precisó que, detrás de Iarai, el clan Moyano se embarcó en una serie de negocios a través de otras empresas: Aconra, Dixey y Las Marías. 

“Los clientes cautivos de esas empresas son la obra social de Camioneros, la federación de Camioneros, el sindicato de Camioneros, la mutual de Camioneros, el Club Atlético Independiente, y el club Camioneros, cuyo presidente es Pablo Moyano“, detalló Majul. Paradójicamente, los dueños de esas firmas son Zulet, Valeria Salerno (hijastra de Moyano) y Juan Manuel Zulet (hijastro de Moyano). 




Comentarios