La modelo se enteró de una transacción inmobiliaria de su expareja que la enfureció y lo dejó en evidencia en las redes sociales .    


Después de la polémica por las supuestas brujerías que Martín Redrado le había hecho a Luciana Salazar, la dupla volvió a ser noticia luego de que la modelo estallara de furia en Twitter al enterarse de los planes del economista para sus próximas vacaciones.

“Basta basta de torturarme y castigarnos! Me quemaste la cabeza todo este tiempo que las cosas profesionalmente te van mal por mi culpa, que perdiste trabajos y por atrás me entero que estas pensando en alquilar o alquilaste ya una mansion el Punta del Este!!”, escribió furiosa la rubia en Twitter, pidiéndole que deje de “psicopatearla”.

Según deja expuesto la conductora de Chismoses, Redrado la culpa por su “mala racha profesional” y por haber perdido varios trabajos (aunque se desconoce si el motivo fue el último escándalo que protagonizaron) y Luli se siente hostigada por él.

Por este motivo, se indignó al enterarse de que había alquilado una mansión en Punta del Este para vacacionar junto a su familia. Ya que los alquileres en este lugar rondan los 30 mil dólares por quincena.

Lo que más llamó la atención fue que la rubia metió a su hija Matilda dentro de la pelea. “Basta de castigarnos”, le dijo. Y esto volvió a abrir las especulaciones sobre que el economista podría ser el verdadero papá de la niña, versión que Luciana negó en varias oportunidades.






Comentarios