Ocurrió en un partido de futsal. El jugador tuvo que ser retirado de la cancha por la policía.


Un hecho insólito y lamentable ocurrió en un encuentro de futsal en Brasil: un jugador se enojó con el árbitro, le pateó la cabeza y terminó preso.

El momento de locura se produjo en el partido entre Fluminense de Bahía y Atlético Bahía Brasilense cuando el futbolista Alcione Marcelino, figura del equipo que iba perdiendo, no se mostró conforme con una decisión arbitral.

Furioso con el juez, Alcione increpó a Marcos Nogueria y le dio un cabezazo que lo dejó tendido en el piso. Lejos de recapacitar y con su víctima en el suelo, le propinó una brutal patada en la cabeza que lo dejó noqueado.

Una vez expulsado, Alcione se fue escoltado por la policía y terminó preso. Horas más tarde y tras prestar declaración, fue puesto en libertad.

En tanto, el partido fue suspendido y Nogueria fue trasladado a un hospital donde le diagnosticaron fractura de cráneo.

El momento de la brutal agresión:




Comentarios