El Presidente quiere forzar a los gobernadores a avanzar en sus agendas de transparencia locales.


El operativo estará listo en diciembre. Para esa fecha, el Ejecutivo, cada ministerio y organismo descentralizado deberán presentar un plan para profundizar políticas de transparencia para los próximos cinco años. El Jefe de Estado busca trasladar la agenda de transparencia a las provincias.

Con respecto a los cuadernos del chofer de Roberto Baratta, el mandatario dijo: “Hay que darle para adelante más que nunca. Se hizo un montón, hay que seguir profundizando hay que ir hasta el final”. El plan está diseñado por la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, el secretario de Fortalecimiento Institucional Fernando Sánchez, el procurador del Tesoro Bernardo Saravia Frías, el síndico Alberto Gowland, el director de la Agencia de Acceso a la Información Eduardo Bertoni y el subsecretario Gobierno Abierto del ministerio de Modernización Rudi Borrmann.

Cada Cartera y los organismos descentralizados deberán presentar políticas sectoriales de transparencia específicas más allá de las obligaciones que ya tienen con las contrataciones electrónicas y la ley de ética pública. Jefatura de Gabinete y la mesa de Transparencia oficial coordinarán la colaboración de los ministros.

El Plan Nacional Anticorrupción 2019/2023 pretende replicar modelos similares de países como Gran Bretaña y Colombia. 

Por otro lado, en el Ejecutivo creen que la ciudadanía no está informada sobre las políticas de transparencia que se ejecutaron hasta el momento. En septiembre, a más tardar, el oficialismo enviará al Congreso el demorado proyecto para una nueva ley de Ética Pública, que llevará el nombre de “Integridad Pública”.

El oficialismo buscará avanzar con la ley de financiamiento, con la de estadística y la de datos personales.






Comentarios