El conductor de "Morfi" contó su experiencia personal. ¿Qué opinás?


En su actual rol de conductor de “Morfi”, el actor Damián de Santo se metió en el debate sobre los “piquitos” a los hijos.

Todo surgió a partir de las fotos que aparecieron en la web de Benjamín Vicuña dándole un beso en la boca a Rufina, la hija de su pareja la China Suárez y Nicolás Cabré.

Lo cuento como algo personal. Yo soy besuquero”, dijo Damián al aire de su programa. Y aclaró: “Lo que me pasa con mi hijo de 17 (Joaquín) es que ya lo esquiva y yo lo entiendo, lo respeto. Si él no me lo da, no me lo da”. 

“Camilo (12 años) me besa él, lo entiende como una necesidad y no lo intelectualiza como algo nocivo. Incluso me ha pasado que si me paraba un matrimonio con dos nenes o dos nenas, los papás me saludan y la gordita me tira un beso en la boca. ¿Y qué le voy a decir? ¿Qué no?”, comentó.

“Me parece que no hay que estigmatizar el tema del beso cuando ellos, solitos, ya van empezando a incomodarse y van a empezar a pedir que no los besen en la boca”, explicó.

Por su parte, Zaira Nara expresó: “Soy sincera. Nunca me planteé la posibilidad de ‘¿está bien o está mal que le de un beso a mi hija?’. A mí me mata de amor, me enternece, salió de adentro mío, es parte de mí y la primera vez que la vi le di un besito en la boca. Nunca sentí que estaba equivocada”.

Y agregó: “Ahora que hablamos esto, me pregunto hasta qué edad. No me imagino darle un beso a mi hija, que hoy tiene 2 años, cuando tenga novio a los 18 años o venga con él de la mano”, cerró.






Comentarios