El nuevo documento brinda información pormenorizada de cómo fue el proceso de la muerte de la periodista y legisladora porteña.


Un nuevo informe sobre la muerte de la periodista y legisladora Débora Pérez Volpin detalló cómo fue el proceso de su muerte, durante la endoscopía que se realizó en el Sanatorio de la Trinidad.

Sanatorio “La Trinidad”. (Foto: Web)

Según indica el documento de 63 páginas al que accedió Clarín, Pérez Volpin murió por una perforación en el esófago. Eso hizo que el gas utilizado durante el estudio pasara al corazón y al mediastino y provocara un colapso de los pulmones.

Débora Pérez Volpin. (Foto: Web)

“17:20 horas se da inicio al procedimiento instrumental endoscópico. Tiempo en el que se produce una solución de continuidad por efracción de la mucosa esofágica (cara anterior a 4,5 cm. por debajo de la orquilla epiglótica). Pasaje de gas al mediastino con neumomediastino, neumopericardio y neumotórax bilateral“, explica el documento.

La presión del gas provocó un trauma en diferentes partes del cuerpo y así lo explica el documento: “Le sigue la infiltración gaseosa por barotrauma de planos musculares y subcutáneos de tórax. Se produce una desaturación de 99% a 90% advertida por la anestesióloga. Efisema subcutáneo ascendente de tórax, cuello y cara. Aumento de presión de la vía digestiva que produce efracciones múltiples de la mucosa gástrica por distensión, pasaje de gas a la cavidad conformando un neumoperitoneo”.

Además, se produjo una hemorragia que provocó un paro cardíaco, cinco minutos después del inicio de la endoscopia: “En ese tiempo se produce la infiltración hemorrágica del epiplón menor. Líquido serohemático libre en cavidad peritoneal (200 ml.) por pasaje desde el estómago lesionado, siguiendo la vía de pasaje que lo hiciera el gas. Evolución al paro cardiorrespiratorio a las 17:25 horas. Se inicia RCP, aumentando la presión en el tracto digestivo, sin respuesta a maniobras básicas y avanzadas. Se constata el fallecimiento a las 18:15 hs.”

Por último, el documento brinda detalles sobre las técnicas de reanimación que le realizaron a Pérez Volpin.

Se inician maniobras de reanimación avanzadas que incluyeron drogas vasoactivas (adrenalina y atropina, dexametasona 8 mg) ventilación con máscara facial con oxígeno al 100% y masaje cardíaco. Se da de inmediato la alarma al equipo de cardiología y UTI, quienes colaboran en la reanimación. Se decide realizar intubación orotraqueal, que no resulta factible por alteración de la anatomía, colocándose una máscara laríngea, obteniéndose adecuada ventilación y recuperación de la oximetría (99%). Se mantiene las maniobras de reanimación avanzadas, sin lograr recuperación de ritmo cardíaco (se mantuvo en asistolia durante toda la reanimación), hasta las 18:15 hs. momento en que se decide suspender las maniobras, constatándose óbito




Comentarios