El Ministro del Interior hizo una autocrítica de cómo fue el proceso y agregó que, finalmente, "primó la responsabilidad, la seriedad y el compromiso".


El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, sostuvo hoy que el Gobierno “pecó de ansioso” en el tratamiento de la reforma del impuesto a las Ganancias y dijo que “si se pudiera volver el reloj para atrás buscaría generar más apoyos en los consensos”.

Además, Frigerio destacó que al final del proceso “primó la responsabilidad, la seriedad, el compromiso con la palabra y se pudo llegar a un acuerdo con todos los sectores de la política trabajanado en este tema”. 

“Es una buena forma de terminar el año mostrando que la mayoría de la clase dirigente aporta a la gobernabilidad y aporta la importancia de ser serios”, explicó el Ministro. “Hace más de una década que no tenemos un presupuesto serio basado en variables reales que se discuta y se trabaje en el Congreso. La media sanción del proyecto de la oposición lo destrozaba”, añadió.





Comentarios