Se trata del hundimiento de un buque en desuso. Fue cerca de la Isla de los Estados.


A cuatro meses de su desaparición, salió a la luz la última misión del submarino ARA San Juan. La embarcación realizó un ejercicio militar cuyo objetivo era hundir un buque en desuso de la Marina; lo hicieron con misiles y buzos tácticos que colocaron minas.

A esa actividad se sumó el patrullaje en aguas argentinas para detectar pesqueros ilegales.

Todo ocurrió en un área cercana a la Isla de los Estados, a kilómetros de Tierra del Fuego. Más tarde, partió hacia el Golfo San Jorge para dirigirse a Mar del Plata, que era el destino final.

Mirá el video




Comentarios