La titular de Abuelas consideró que a la Casa Rosada "no le interesa la política de derechos humanos".


La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, lamentó este sábado que el “Gobierno esté tirando por la borda todo lo que se consiguió” en materia de derechos humanos, al tiempo que sostuvo que es triste que el presidente Mauricio Macri no llame cuando encontramos un nieto”.

En vísperas de un nuevo aniversario del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, Carlotto volvió a cuestionar la política oficial de derechos humanos y celebró que la apologista de la dictadura Cecilia Pando haya sido desafectada de una escuela privada, donde dictó clases solo unas horas.

De todo modos, participó esta tarde en compañía de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal de la inauguración de un “Espacio de la Memoria” en la ex comisaria 5ta. de La Plata, que en la última dictadura funcionó como centro clandestino de detención.

María Eugenia Vidal con Estela de Carlotto

“Este 24 nos encuentra atravesando una etapa muy preocupante a partir de la actitud del Gobierno con los derechos humanos entre ofendiéndonos, con la duda del número (de desaparecidos) o que sacamos chicos de la galera“, sostuvo Carlotto, y agregó: “Quien lo dice está interpretando el pensamiento del Presidente y todo su equipo, indudablemente”.

No les interesan los derechos humanos. Si se muere un pobre, que se muera. Que aprenda a cocinar de nuevo con carbón. Que se muera de frío o hambre. Total, lo que hay que hacer es achicar el Estado, ahorrar, y ponerse ellos más dinero en los bolsillos. Es un grupo nefasto”, dijo sobre el actual Gobierno.

En Radio con vos, Carlotto aseguró que “el Gobierno esté tirando por la borda todo lo que se consiguió”, al tiempo que alertó por la “afectación de otros derechos humanos, como los despidos, los maestros con sueldos miserables y la pérdida de beneficios para la gente de la vejez y de la infancia“.

Con todo, aclaró que la institución que preside acudirá cada vez que sea convocada por el Gobierno: “Siempre que nos llamen iremos y si podemos dialogar, lo haremos” porque”hay una consigna, que es el respeto a la democracia. Fueron elegidos, están ahí y lo que hay que hacer es abrir el diálogo”.




Comentarios