Fue trasladada a Ezeiza hasta que pueda juntar el dinero.


María Florencia Bergamini, acusada de estafar invocando falsos contactos con la primera dama Juliana Awada, fue trasladada hoy a la cárcel de Ezeiza debido a que no pudo juntar los $500.000 de fianza exigidos para ser excarcelada y a que el juez le rechazó un pedido para reducir el monto.

La decisión fue adoptada por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, quien dispuso el traslado al penal hasta tanto Bergamini (39) logre juntar el dinero. Además, ordenó que la mujer sea sometida a peritajes psicológicos y psiquiátricos.

Lo único que el magistrado concedió fue la reserva que realizó la defensa de Bergamini para apelar el rechazo de reducción de la fianza ante la Cámara Federal, explicaron voceros a Télam.

Canicoba Corral le había concedido ayer la libertad a Bergamini, ya que está acusada de delitos excarcelables como estafa y usurpación de título, pero le fijó una fianza de medio millón de pesos.

En su declaración indagatoria del miércoles último, la imputada negó haber utilizado el nombre de Awada, aclaró que estaba dispuesta a pedirle disculpas a la primera dama si fuera necesario y afirmó que devolvió todo el dinero a las seis “amigas” que la denunciaron y que no buscó estafar a nadie.

Quiero dejar en claro que no tengo ninguna relación con Juliana Awada, que no he damnificado a ninguna de esas seis amigas en común, sino por el contrario, he invitado y pagado de mi bolsillo, las veces que he podido, para disfrutar y compartir junto a ellas”, dijo al declarar en la secretaría del juzgado de Canicoba Corral.




Comentarios