El brasileño no viajó a Inglaterra para el duelo ante Chelsea, porque ya disputó la Champions con el Liverpool.


Philippe Coutinho vivió su peor día desde que llego a Barcelona. Si bien el brasileño vive un sueño al jugar en uno de los mejores clubes del mundo y al lado de Lionel Messi, lo que sufrió ayer es digno de una pesadilla.

En horas de la tarde, el ex jugador del Liverpool salió para visitar la Sagrada Familia con familiares y amigos, y cuando terminó el paseo se encontró con que su auto había sido llevado por la grúa por estar mal estacionado.

¡Hay más? Sí. Pasada la medianoche, Coutinho volvió a su casa, luego de una cena con amigos, y se dio cuenta unos ladrones habían ingresado a su domicilio y le robaron efectos personales.




Comentarios