Le diagnosticaron que, de mínima, iba a quedar renga. Para su recuperación, viajó a Mar del Plata.


Graciela Alfano se fracturó el platillo tibial izquierdo cuando fue embestida por un enorme perro mientras corría por Palermo. Pero no se trató de una lesión normal y fue el comienzo de una pesadilla para Grace…

Me rompí la rodilla y me hicieron una artroscopía“, cuenta Graciela, quien recuerda cómo reaccionó cuando su traumatólogo le dijo que tal vez no podría volver a caminar con normalidad.

“¿Cómo que quedo renga?“, le preguntó. “¿Sabés que a muchos de los que tienen esta lesión la rodilla les queda cóncava? ¡Sólo el cinco por ciento queda así de bien!“, le dice Alfano al periodista de Gente que la entrevistó.

Estuve catorce semanas sin poder caminar“, destacó la actriz desde Mar del Plata, donde arrancó su recuperación. “Hasta hace una semana no podía ni agacharme. Ahora empecé a nadar en el mar, ya que el agua salada es sanadora y me ayuda a desinflamar la rodilla“, agregó.

Por último, contó: “Incluso tuve que usar bastón, pero era peor el remedio que la enfermedad, porque me agarró una contractura terrible“.






Comentarios