Julia Larios fue detenida junto con su novio por el acto de imprudencia cometido el 1º de enero.


La semana pasada, un hecho insólito provocó un sentimiento de indignación generalizada. Dos jóvenes se filmaron disparando un pistola automática desde un vehículo en movimiento en plena autopista Panamericana, durante la madrugada del 1º de enero, y lo compartieron en las redes sociales.

Los autores de este imprudente acto fueron rápidamente identificados como Julia Larios y Lautaro Acosta, quienes fueron detenidos días después cuando iban a bordo del Volkswagen Bora en el que cometieron el ilícito.

El padre de Julia, completamente apesadumbrado por la situación, reveló detalles sobre la vida de la muchacha en diálogo con Clarín.

La joven estudia para ser Instrumentadora Quirúrgica y su familia dice que había empezado a preparar dos materias que rendiría en febrero.

Antonio contó que su hija estuvo de novia con Lautaro, el chico que también aparece en la filmación, pero que estaban separados desde hace meses.  Incluso, el muchacho cargaba con una denuncia por violencia de género. Sin embargo, el 31 de diciembre él fue a buscarla a su casa y ella lo perdonó, aunque los familiares de la joven no lo sabían.

Julia siempre fue rebelde pero no entiendo cómo terminó así. Tengo 42 años de trabajo, 25 en la misma empresa como visitador médico. Levantarme todas las mañanas para ir a laburar fue el ejemplo que le di. Ésta es la semana más triste de mis 65 años”, sostuvo Antonio.

Al mismo tiempo, contó que la mañana en la que ocurrió el repudiable hecho, él y su esposa reconocieron a su hija en la televisión. Instantáneamente la fueron a buscar a su cuarto, donde la encontraron durmiendo con Lautaro. “Mi mujer la despertó y le pegó un sopapo. Los dos lo echamos a él y ella lo siguió. No pudimos pararla”, relató.




Comentarios