Confirman que Salazar no era un piloto habilitado para vuelos en parapente



"Nunca figuró en nuestros registros", explicó el titular de la Federación Argentina de Vuelo Libre.

El piloto Ariel Salazar, que guíaba el parapente del que cayó Natalia Vargas, no está en la lista de instructores habilitados para vuelos biplaza, confirmó este martes el titular de la Federación Argentina de Vuelo Libre (FAVL), Pablo Jaraba, quien se presentará mañana ante la fiscal que investiga la causa por la muerte de la joven médica tucumana.

Salazar “nunca figuró en nuestros registros” de la entidad como instructor habilitado, explicó Jaraba al ser consultado por Télam.

“Se lo comuniqué (telefónicamente) a la fiscal Carmen Reuter. Mañana vamos a hacer un aporte testimonial de nuestro informe y explicaremos cómo es nuestro procedimiento”, apuntó.

Esa declaración le servirá a Reuter para oficializar que Salazar no figura en los registros del organismo nacional.

Natalia Vargas.

La funcionaria del fuero penal tucumano citó al presidente de la entidad que registra a los instructores para que testifique de forma personal y así evitar que ese tema sea un elemento de demora en la instrucción de la causa.

Jaraba confirmó algo que se venía mencionando en las últimas horas, cuando se filtró un comunicado interno de la FAVL donde se precisó que Salazar no cuenta con licencia para vuelos biplaza, es decir, para volar con pasajero.

Al dar un ejemplo de la situación, indicó que “es como tener una licencia de conductor, que no lo habilita para trabajar como taxista ya que para eso se necesita una licencia especial“.

Salazar fue el piloto que realizó el vuelo junto con Natalia el viernes 29 de diciembre último, cuando la joven médica, de 28 años, murió al caer desde más de 120 metros luego de despegar el parapente desde la pista de Loma Bola, en el cerro San Javier.