El flamante refuerzo de River se recibió de ídolo en Medellín. 


El arquero argentino Franco Armani, flamante refuerzo de River, vivió este viernes por la tarde una jornada excepcional por la despedida que le tributó la parcialidad de Atlético Nacional de Medellín, antes de viajar a la Argentina para unirse a la entidad de Núñez y cumplir “un sueño”.

El jugador de 31 años fue la figura central en el estadio Atanasio Girardot, colmado por casi 40.000 espectadores, y remarcó su “compromiso” de retornar a la entidad ‘paisa’ para culminar su “trayectoria deportiva”.

Me comprometo, por decisión mía y la de mi mujer, a volver a Medellín y terminar mi trayectoria deportiva en este club que me ha dado todo y me ha hecho crecer como futbolista y persona”, expresó el santafesino, que se integrará al equipo que conduce el DT Marcelo Gallardo para jugar la próxima Copa Libertadores.

“Siempre sentí el apoyo de ustedes (el público) y ahora les agradezco que me permitan cumplir mi sueño”, sostuvo el arquero oriundo de Casilda.

Armani pasó siete temporadas (2010-2017) en Atlético Nacional. En la institución de Medellín alcanzó los títulos en la Copa Libertadores (2016) y Recopa Sudamericana (2017). Jugó 249 encuentros.




Comentarios