La Oficina Anticorrupción y la UIF piden que se indague a Cristina Kirchner en la causa Báez



Acusan a la ex presidenta de ser "la presunta jefa de la asociación ilícita y beneficiaria real de los bienes y fondos" del empresario detenido.

La Oficina Anticorrupción (OA) y la Unidad de Información Financiera (UIF) apelaron la decisión del juez Sebastián Casanello de no llamar a declaración indagatoria a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la causa que se le sigue al empresario detenido Lázaro Báez por lavado de dinero.

A través de comunicado conjunto, la OA y la UIF afirman que “entendieron que es necesaria la intervención de la Cámara Federal dada la intransigente postura del juez de no receptar la pretensión de los acusadores de convocar a la imputada a prestar declaración indagatoria”.

Los querellantes acusan a Cristina de ser “la presunta jefa de la asociación ilícita y beneficiaria real de los bienes y fondos de Báez” y que a pesar de las pruebas, “el juez se resiste a llamar a la ex presidente a ejercer su defensa en declaración indagatoria”.

Consideran que la causa reúne “una enorme cantidad de prueba” y que la investigación alcanzó “el estado de sospecha necesario para ordenar dicho acto”.

Además, agregan que el pedido de indagatoria “también había sido formulado por la fiscalía, pero el 15 de diciembre el juez lo rechazó”.

En sus presentaciones, ambos organismos recuerdan que la asignación de contratos de obra pública a las empresas del grupo Austral “no sólo tuvo por objetivo sustraer millonarios fondos estatales y otorgarles una apariencia de legitimidad, sino también ponerlos en cabeza del patrimonio de Báez”.

Y agregan que esa maniobra fue ejecutada “de modo tal de disimular que Cristina Fernández” y su difunto esposo Néstor Kirchner resultaban los verdaderos dueños de esa colosal fortuna, lo que quedó demostrado con el reingreso de buena parte de esos bienes al patrimonio de los Kirchner (como se investiga) en las causas “Hotesur y Los Sauces”.

En tanto, el presidente de la UIF, Mariano Federici, cuestionó al magistrado al sostener que “su reiterada resistencia ocasiona demoras similares a las que ya se vieron en esta investigación cuando su accionar debía involucrar a Lázaro Báez”.

Por su parte, la titular de la OA, Laura Alonso, afirmó: “vamos a agotar todas las instancias legales a fin de que la señora Cristina Fernández de Kirchner sea citada a indagatoria por el juez Casanello. Creemos que el dinero lavado por Báez proviene del direccionamiento intencionado de las decenas de millones de las obras públicas”.