Visiblemente enojado y desbordado emocionalmente, Matías Almeyda casi termina a las piñas con el futbolista chileno Eduardo Vargas luego de que este le gritara el gol con el que Tigres venció a Chivas de Guadalajara en tiempo de descuento.

Ni bien escuchó el pitazo final del árbitro, el "Pelado" Almeyda corrió a saludar a su colega brasileño Ricardo "Tuca" Ferretti y, acto seguido, increpó a Vargas por el desmedido festejo en las narices del exentrenador de River.

Sin quedarse de brazos cruzados, Vargas no se achicó y quedó cara a cara con Almeyda durante unos segundos hasta que miembros de ambos equipos ingresaron al campo de juego para calmar las aguas.

Si bien Juninho fue el autor del gol de penal con el que Tigres se impuso ante Chivas, Vargas tuvo la mala idea de excederse en la celebración.

La palabra de Matías Almeyda tras el encontronazo con Vargas