La jurisprudencia existente tanto en el ente que regula el fútbol mundial como en el TAS establece que se le debe conceder el transfer a un jugador cuando solicite su fichaje.


Lionel Messi podría encontrar en la FIFA a su principal aliado para poder salir de Barcelona. Y es que la jurisprudencia existente tanto en el ente que regula el fútbol mundial como en el TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) establece que se le debe conceder el transfer a un jugador en el momento que se solicite su fichaje.

Esto es así porque, según la jurisprudencia, lo que prevalece es el derecho laboral del jugador a poder ejercer sus funciones, y por eso el astro argentino podría irse sin la necesidad de tener que ejecutar la clausula de 700 millones de euros, tal como pretende el club catalán.

El paso del tiempo de Lionel Messi, durante sus distintas etapas en el FC Barcelona. (AFP)

A pesar de esta posibilidad para Messi, Barcelona también tendría la suya, si se llega a dar esto, siempre y cuando no se concrete un arreglo económico entre las partes.

La opción para el club culé es llevar al jugador a la justicia ordinaria y que allí un juez decida si el futbolista se acogió a bien a la clausula liberatoria que tiene en su contrato, o si -por el contrario- deberá pagar los 700 millones de euros o parte de ellos.

Fuente: Noticias Fútbol Internacional


En esta nota:

Lionel Messi Deportes


Comentarios