Los empleados estaban acampando en la puerta de la planta, pero fueron desalojados.


La fábrica de alfajores La Nirva, que elabora los reconocidos “Grandote”, cerró sus puertas, pese al reclamo de los trabajadores de volver a la producción. Los empleados se encontraban acampando en la puerta de la planta, pero fueron desalojados.

Los delegados afirmaron que los propietarios de la firma emitieron cheques sin fondos para pagarles a los empleados una deuda de hace siete meses.

La planta no produce desde febrero, debido a problemas económicos. En tanto, para este jueves está planificada una reunión con el Ministerio de Trabajo bonaerense, para llegar a un acuerdo y que los trabajadores puedan volver a ejercer funciones.

Cabe recordar que este miércoles los empleados volvieron a la puerta de la fábrica, denunciando un posible vaciamiento de las máquinas necesarias para producir. “Nosotros decidimos quedarnos parados en la puerta de la empresa, los dueños quieren vaciarla, llevarse todo y no solo que no nos dejan volver a trabajar porque demanda hay, sino que tampoco nos pagan los sueldos”, manifestó Marcelo Cáceres, delegado gremial de la fábrica, en declaraciones a Minuto Uno.




Comentarios