La actriz y vedette recordó momentos tristes de su infancia y aseguró que esas experiencias la hicieron más fuerte.


Luciana Salazar es una de las mujeres más famosas de la Argentina, y nunca deja de estar en el centro de la escena. Pero a pesar de haber tenido mucho éxito a lo largo de su carrera, la sobrina de Evangelina Salazar y ‘Palito’ Ortega contó que en su infancia no la pasó bien.

En una entrevista con la revista Gente, la vedette recordó que en la escuela fue víctima de bullying por parte de sus compañeros. “Sufrí mucho la maldad y el destrato social sistemático desde los 11 años”, aseguró.

Luciana Salazar (Foto: Instagram)

“Mis compañeras me hacían a un lado. Me insultaban por lo bajo. Jamás me invitaban a los cumpleaños. Y de más grande, cuando lograba que me hicieron parte de los bailes, al llegar a casa me encontraba cuatro o cinco chicles pegados en el pelo“, reveló la actriz y mamá de Matilda.

Luli recordó que, a pesar de todo, logró superar ese triste capítulo de su vida: “Lloraba en soledad. Y superé toda esa etapa así. Nunca fui de buscar ayuda, ni siquiera en un terapeuta. ¡Jamás hice terapia! Tengo una fuerza interior de la que me enorgullezco“, afirmó.

Luciana Salazar (Foto: Instagram)

Finalmente, expresó: “Dios me hizo experimentar ese dolor desde muy chica para inmunizarme. Por eso nada de lo que se diga de mí hoy puede lastimarme. Forjé mi carácter, me hice fuerte, y no existe piedra que me detenga mis objetivos”.

Luciana Salazar (Foto: Instagram)




Comentarios