La "Pulga" además asistió a Luis Suárez y Antoine Griezmann, y fue la figura del encuentro.


Barcelona le ganó 3-1 al Borussia Dortmund como local por la quinta fecha del Grupo F de la Champions League. Fue el partido 700 de Lionel Messi en el conjunto catalán, que selló su clasificación a los octavos de final del certamen europeo.

El Barça comenzó con algunas dudas y errores en defensa. Sin embargo, su eficacia en ataque hizo que se ponga arriba en el marcador a los 29 minutos de juego por medio de Luis Suárez.

Luego, a los 33′, Messi estiró la ventaja con un zurdazo inatajable para ​Roman Burki.

A los 22′ del segundo tiempo, llegó el esperado abrazo entre el francés Antoine Griezmann y Lionel Messi, con una asistencia exquisita por parte de la “Pulga” y una buena definición del ex Atlético de Madrid.

Sobre el cierre, el inglés Jadon Sancho descontó para el elenco alemán.

A falta de una fecha Barcelona se clasificó primero con 11 puntos, Dortmund e Inter quedaron con 7 y Slavia Praga con 2.




Comentarios