"Tenemos un problema más de liquidez que de solvencia, entonces haría más hincapié en los plazos que en los montos", dijo el ministro de Hacienda de Mauricio Macri.


El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, consideró este lunes que el gobierno de Alberto Fernández, que asumirá el próximo 10 de diciembre, no debería incluir una quita ni de capital ni de intereses en la negociación de la deuda que, reiteró, deberá resolver en un plazo de “dos o tres meses”.

“No quiero recomendar. Lo que sí digo es que tenemos un problema más de liquidez que de solvencia, entonces haría más hincapié en los plazos que en los montos, porque no es necesario”, remarcó.

Kristalina Georgieva, de FMI, con Hernán Lacunza (Ministerio de Hacienda)

El saliente titular de la cartera económica reconoció que “si bien uno a veces se puede tentar” con la posibilidad de “bajar montos o aplicar quitas”, esa posibilidad sería contraproducente porque, advirtió, “la otra cara de esa moneda es que tenemos que tener acceso a los mercados más o menos rápido y en buenas condiciones, con buenas tasas”.

“Una negociación más hostil hace eso más lento y más caro”, explicó el funcionario luego de alertar que el “desafío inicial” de la administración de Fernández será resolver ese negociación con los tenedores de deuda privados.

“La Argentina no tiene crédito y ningún país puede vivir sin crédito porque no puede pagar al contado todos sus vencimientos todo el tiempo, entonces hay un desafío inicial que es renegociar o reperfilar, como se dice ahora, esos vencimientos”, remarcó.

Al respecto, Lacunza aseguró que el próximo Gobierno contará con el volumen necesario de reservas en el Banco Central para poder afrontar esa discusión, pese a las advertencias que realizó el propio Alberto Fernández respecto a la caída de las arcas de la autoridad monetaria.

Las reservas totales hoy están en 44.500 millones de dólares. Cuando nosotros llegamos eran de U$S 25.000 millones, o sea que son U$S 20.000 millones de dólares más. Van a quedar reservas más que suficientes para una negociación ordenada, tranquila de la deuda porque va a haber recursos suficientes”, garantizó.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.




Comentarios