"Estamos pidiendo la máxima pena", manifestó el ministro Arturo Murillo, quien fue el mismo que reveló el supuesto audio del expresidente ordenando un bloqueo en La Paz.


El gobierno provisional de Bolivia presentó ante la fiscalía este viernes una denuncia penal contra Evo Morales, exiliado en México, por “sedición y terrorismo”, a raíz del presunto llamado del expresidente a cercar La Paz mediante bloqueos en un audio difundido por autoridades.

“Estamos pidiendo la máxima pena por sedición y terrorismo”, dijo el ministro de Gobierno Interior, Arturo Murillo, a los periodistas a la salida de la sede de la fiscalía.

El propio Murillo fue el que reveló el audio en el que Morales supuestamente organiza un bloqueo en La Paz.

“Fue hace tres días esta llamada, las circunstancias no las sé, son sistemas de inteligencia que no puedo revelar, tengo que proteger mis fuentes”, había señalado.

En la comunicación, el expresidente boliviano le dice a un dirigente campesino, identificado como Faustino Yucra Yarwui, cómo llevar adelante el procedimiento.

“Hermano, que no entre comida a las ciudades. Vamos a bloquear, cerco de verdad. Son las mismas de cuando me han expulsado del Congreso el 2002. Tal vez ocupé el mismo terreno, lo mínimo Cochabamba y La Paz. Bloquearon, y ahora me expulsan de Bolivia y hay bloqueo hasta ganar, hermano”, le dice Evo a Yucra.

“Dividan el sindicato en cuatro o cinco grupos, así es para mucho tiempo. Si uno se concentra, se cansa, la gente abandona, pero si son grupos, grupos, se turnan, vamos a aguantar el bloqueo (…) Si la Asamblea rechaza mi renuncia, voy a intentar como sea volver, aunque me detengan”, añade.




Comentarios