El también jefe del interbloque Cambiemos de la Cámara Baja reunió 30 de las 47 firmas posibles. Cómo se elige el jefe del bloque.


El cordobés Mario Negri ya juntó la cantidad de firmas necesarias de sus correligionarios para continuar como presidente del bloque UCR de la Cámara de Diputados, cargo que ejerce de manera ininterrumpida desde 2013.

Según pudo saber Vía País el también jefe del interbloque Cambiemos de la Cámara Baja reunió 30 de las 47 firmas posibles, lo que significa que habría vencido a su retador, Alfredo Cornejo.

El gobernador de Mendoza y presidente del Comité Nacional de la UCR, cargos que dejará este año, ha hecho saber que quiere presidir la bancada radical con el argumento de que Juntos por el Cambio debe reconfigurarse como un espacio menos vertical en la toma de decisiones, sin tanta dependencia de los designios de Mauricio Macri.

En el bloque le cuentan a Cornejo 13 de los 47 apoyos posibles: los cinco mendocinos (incluido él), los cuatro cordobeses mestristas y los tres porteños del sector del histórico dirigente y operador Enrique “Coti” Nosiglia. De todas maneras, el martes en el mestrismo hicieron saber a este diario que “la decisión no ha sido tomada” respecto de si apoyarían o no a Cornejo.

En el medio quedan cuatro diputados radicales que aún no han fijado posición o bien avisaron que se abstendrán de pronunciarse a favor de uno u otro.

Cómo se elige el jefe del bloque

Si no hay un consenso generalizado sobre un candidato y, en cambio, hay una disputa, como la de Negri y Cornejo, la manera que tienen los radicales para elegir jefes de bancada en el Congreso es juntando firmas.

Cornejo, dicen en el bloque, quiere ser el candidato a presidente de Juntos por el Cambio en 2023 y por eso considera apropiado ser el conductor de la bancada de su partido en la Cámara Baja, que es un puesto no solamente de prestigio histórico sino también una vidriera inmejorable para todo dirigente radical con proyectos electorales.

Según pudo saber Vía País, el mendocino mantuvo el miércoles, tras un encuentro en Olivos con Macri, una dura discusión con su colega jujeño, Gerardo Morales, quien le contó que Negri ya había juntado las firmas necesarias para seguir al frente del bloque y le ofreció su apoyo para ser reelegido como presidente del partido. Cornejo respondió negativamente.

La semana que viene se realizará una reunión del bloque radical, en la que podría quedar confirmada la continuidad de Negri.

Hasta el momento es una incógnita la reacción que tendrá Cornejo y los diputados que lo apoyan pero hay trascendidos de todo tipo. Uno de ellos es que se iría del bloque, descontento con la decisión de sus correligionarios, para formar otro con un perfil opositor distinto al que le atribuye a Negri.

Otra discusión será por la presidencia del interbloque Cambiemos (o Juntos por el Cambio), en la que además de los diputados de la UCR estarán los de la Coalición Cívica (con Carrió, porque su renuncia a la banca será efectiva recién el 1° de marzo) y los del PRO, que también atraviesan una interna: Macri les impuso a Cristian Ritondo como jefe del bloque, lo que cayó pésimo entre varios de ellos, que esperaban que la conducción se resolviera por consenso.




Comentarios