El entrenador del "Xeneize" se mostró fastidioso con sus dirigidos durante el entrenamiento en Casa Amarilla.


El entrenador de Boca, Gustavo Alfaro, se fastidió este miércoles con sus jugadores durante el entrenamiento en Casa Amarilla por el escaso poder de definición.

El DT quiere mejorar la falta de gol de sus delanteros, por lo que dispuso trabajos de definición. Sin embargo, al ver cómo fallaban sus dirigidos, Alfaro les gritó “dale, que así vamos a jugar hasta las cinco de la tarde, eh”.

De hecho, Alfaro protestó cuando los delanteros Ramón “Wanchope” Ábila y Franco Soldano repitieron sus yerros a la hora de enfrentarse a los arqueros Esteban Andrada y Marcos Díaz.

Gustavo Alfaro estuvo molesto por la falta de definición de sus delanteros. (EFE)

El humor del entrenador cambió con el correr de los minutos, en especial después de un golazo de Emanuel Reynoso. El mediocampista despertó los aplausos del cuerpo técnico y de algunos compañeros luego de enganchar frente a la marca de Daniele de Rossi y sacar un zurdazo que se clavó en el ángulo.

Entrenamiento y fotos con los hinchas

El plantel entrenó dividido en dos grupos, que trabajaron aspectos de ataque y defensa. Por otro lado, el delantero Carlos Tevez y los mediocampistas Agustín Almendra e Iván Marcone se entrenaron de manera diferenciada por diversas molestias físicas.

​Luego del entrenamiento, algunos jugadores firmaron autógrafos y se sacaron fotos con los poco más de 200 socios que se acercaron al complejo Pedro Pompilio.




Comentarios