"El dolor no se va a ir nunca. La gente viene y me dice que ya va a pasar pero eso no se pasa nunca", aseguró la vedette con lágrimas en los ojos.


Marixa Balli asistió este viernes a una audiencia en Tribunales, en la que estuvo frente a Juan Manuel Castam, el responsable de atropellar a su hermano, Luis Alberto Caballi.

A la salida, la vedette habló con los medios y no pudo evitar quebrarse. “Lo de mi hermano me aniquiló… murió por culpa de un borracho“, aseguró.

“El dolor no se va a ir nunca. La gente viene y me dice que ya va a pasar pero eso no se pasa nunca. Mi mensaje para la gente que pasa por lo mismo es que hay que seguir adelante, juntar fuerzas. Yo voy a luchar para que las cosas mejoren“, sostuvo.

La vida le pone muchos palos a las personas que están más preparadas para hacerlo. Tal vez yo puedo ayudar a alguien”, reflexionó.

Luis Alberto Caballi murió el 13 de octubre del año pasado en el hospital Durand, luego de ser atropellado por un motociclista, en el barrio porteño de Almagro.

Mirá el video:




Comentarios