El defensor se ilusiona con seguir jugando al fútbol. El próximo martes lo operarán para tratar de salvarle el otro ojo.


Alexis Salinas, el juzgador de Arsenal que perdió un ojo tras ser baleado en Ciudad Evita, partido de La Matanza, dijo hoy que tras el ataque pensó que lo “habían matado” y aseguró que está “muy triste” y tiene “miedo” de no poder ver más a su hijo de 4 años si no recupera la visión del otro ojo afectado.

El defensor de 22 años, aún conmovido por la violenta situación que vivió en carne propia, se refirió al momento que le toca atravesar: “Tengo miedo de no volver a ver a mi hijo. Estaba sentado y sentí una explosión enfrente a mi cara. No vi a nadie, fue un ataque sorpresa… pienso en mi futuro y me da miedo”.

Salinas Sufrió las lesiones en sus ojos por el impacto de los perdigones de un arma de fuego y fue dado de alta, pero necesita un tratamiento debido a las graves heridas.

Pienso en recuperar al menos un ojo para seguir jugando. Los médicos me dieron esperanza”, se esperanzó el futbolista, conmocionado ante la posibilidad de la pérdida total de la visión.

Por su parte Fabián Salinas, padre de Alexis, adelantó: “Lo tengo a mi hijo ciego y estamos luchando por un ojo, el martes lo vuelven a operar para ver si podemos salvarle un ojo, al menos un poquito“.

“Alexis Salinas, futbolista de nuestra institución, sufrió la pérdida de la visión en uno de sus ojos debido a los perdigones impactados en su rostro en un hecho de inseguridad. Arsenal se encuentra en contacto permanente con Alexis y envía fuerzas a su familia”, informó Arsenal de Sarandí a través de su cuenta en Twitter.




Comentarios