Los ingleses eran favoritos para esta final, aunque el resultado final fue 32 a 12 para el equipo africano que alcanzó su tercer título mundial.


El seleccionado de Sudáfrica se consagró este sábado campeón mundial de rugby, por tercera vez en la historia, al vencer en la final de la Copa del Mundo realizada en Japón a Inglaterra por 32 a 12, luego de imponerse en el primer tiempo por 12 a 6.

El partido se jugó en el International Yokohama Stadium y los tantos de Sudáfrica se concretaron con tries de Makazone Mapimpi y Cheslin Kolbe y dos conversiones y seis penales de Handré Pollard.

Cheslin Kolbe festeja el título obtenido (Foto: AP Photo/Eugene Hoshiko)

Para Inglaterra, que era favorito para esta final y que en semifinales eliminó a Nueva Zelanda, Owen Farrell sumó cuatro penales.

El triunfo de Sudáfrica, actual campeón del Championship, fue inobjetable, ejerciendo una enorme presión y dominando claramente las formaciones fijas, tackleando sin pausas y con enorme efectividad.

Los ingleses llegaban como favoritos pero no pudieron imponerse en la final (Foto: Behrouz MEHRI / AFP)

De esta manera, luego de nueve mundiales, Nueva Zelanda y Sudáfrica suman tres títulos, Australia dos e Inglaterra uno.

Este encuentro marcó la segunda final entre ambos seleccionados en Mundiales de Rugby, ya que en la edición Francia 2007, Sudáfrica derrotó en el partido definitorio a Inglaterra por 15 a 6, en el Stade de France, en Saint Denis.




Comentarios