El jugador de la Selección recibió el cariño de sus compañeros en el último partido del Mundial.


En el último partido de Los Pumas en el Mundial de Rugby de Japón, Juan Manuel Leguizamón puso punto final a su larga trayectoria en el seleccionado. A sus 36 años, el tercera línea no decidió aún si se alejará completamente de las canchas, o si seguirá jugando un tiempo más.

Sobre la previa del último encuentro en que Los Pumas derrotaron a Estados Unidos, Leguizamón declaró: “Fueron 3 días muy intensos. El equipo me hizo pasar días increíbles, hablamos un montón de cosas”. Y sobre el triunfo, aseguró: “Hoy jugamos un buen partido, nos divertimos. Así que todo fue placer”.

Juan Manuel Leguizamón (Foto: Kimimasa Mayama/EFE/EPA)

​A pesar de la eliminación en primera ronda del conjunto argentino, hubo tiempo para los aplausos y la emoción de compañeros y staff, que reconocieron al santiagueño, uno de los nombres fuertes en la historia de Los Pumas.

Leguizamón cumplió su 87° partido, y en su cuarto Mundial quedó a dos encuentros del récord de presencias, que ahora le pertenece a Agustín Creevy (89). “Tratamos de disfrutar cada día del Mundial y por momentos era difícil. Habíamos trabajado mucho para lograrlo, así que ahora hay que sacar las experiencias y los aprendizajes”, declaró.

En sus declaraciones luego del encuentro, el entrenador Mario Ledesma aseguró que “una de las prioridades era despedir a Legui de la manera que se merece. Jugó un gran partido. Si de alguien uno quisiera que se contagiaran es de él”. Y afirmó: “El legado que Legui deja como persona es lo más importante”.

También el capitán del equipo, Pablo Matera, lanzó elogios a Juan Manuel: “Cuanto más parecido sea el rugby argentino a Legui, mejor nos va a ir”, sentenció.




Comentarios