Los alumnos subieron a Internet imágenes del escote y de la parte posterior de su maestra. También de compañeras menores de edad.


Una maestra de secundaria de una escuela pública en el Estado de México denunció en su cuenta de redes sociales que descubrió un chat de sus alumnos donde se encontraban fotografías de su escote que habían sido compartidas entre estudiantes. La docente denunció que además de ella había fotografías de niñas y adolescentes tomadas mientras ellas estaban distraídas.

Un alumno le tomó la fotografía mientras ella se encontraba agachada al explicar un tema durante una de sus clases. El adolescente aprovechó para tomarle una fotografía de su escote y compartirla en un grupo de WhatsApp. La publicación generó polémica ante la actitud de sus estudiantes pero también que le dijeran que eso le pasaba “por bonita”, a modo de justificación del acoso.

La docente también alertó que la situación en su escuela, ubicada en el municipio de Izcalli, está fuera de control y las autoridades escolares no pudieron hacer nada ante las quejas de los padres. Además la escuela no cuenta con presupuesto suficiente.

“Son fotos desde la que está mal sentada tiene las piernas ligeramente abiertas hasta la que le pasó una foto intima a un novio. Además, en el chat de Facebook también hay niñas refiriéndose a otras niñas como “putas feministas” “perras” y distribuyendo también fotos intimas de otras compañeras”, describió la mujer.

“Los niños tienen 14 años y ya son todos unos agresores. Actúan con violencia de la misma forma que un adulto. Esos niños se convertirán en hombres y son potenciales violadores y femicidas. Y saben qué sucedió, nada. No puedo hacer nada contra ellos más allá de una suspensión”, explicó la maestra.

El descargo de la mujer tras encontrar fotos suyas y de alumnas menores en Internet.

Tras descubrir la foto y denunciarlo, una de sus colegas le contestó que “eran niños” y que le había pasado “por ser guapa” además de “vestir de manera juvenil”. La docente describió que eso fue “lo peor, escuchar el comentario de una maestra diciendo ‘son niños’. ‘Es que tú eres guapa’ y ‘pues eso sucede cuando eres guapa y te vistes muy juvenil y les atraes’, ahora resulta que es mi culpa. Me siento realmente devastada. Ni siquiera sé qué hacer. No hay protocolos de atención”.

Por último, aseguró que no hay sanciones reales pues en los reglamentos escolares no se estipula nada al respecto sobre el tema y las alumnas y profesoras quedan a merced de este tipo de violencia. “Es más, ni siquiera hay sanciones reales porque no hay nada en los reglamentos que nos proteja ni a las alumnas ni a las profesoras de tal agresión. Me duele pensar que no sirve de nada hablarles de las agresiones, de lo mal que la pasan sus compañeras”, sostuvo.

La mujer borró su publicación tras los contantes comentarios acusándola a ella de la situación, a pesar de que también existieron múltiples comentarios en apoyo.




Comentarios