Será a través de un proyecto de ley que enviará al Congreso y que se espera se debatirá después de octubre.


El Gobierno enviará un proyecto de ley al Congreso de la Nación para promover las inversiones inmobiliarias e intentar reactivar el sector de la construcción, que en los últimos meses se vio afectado por la crisis económica, en especial tras las elecciones primarias, y las restricciones sobre la compra de dólares.

Se trata de una serie de beneficios impositivos que mejorará las condiciones para los inversores privados. En particular, los impuestos que se incluirían en las rebajas son el IVA, al cheque y Ganancias, junto a otros.

Según explicó LA NACION, con respecto a Ganancias, la nueva ley habilitará actualizar hasta la fecha del último ejercicio cerrado previo a realizada la inversión “las existencias de inmuebles, obras en construcción y mejoras, cualquiera fuere su naturaleza” en en el país.

La actividad de la construcción registró una caída interanual del 1,7% en julio y de esa manera son once los meses consecutivos de desplome, según los datos publicados a principios de septiempre por el Indec.

El IVA se verá afectado con la “devolución de los créditos fiscales originados por adquisiciones de bienes y servicios, locaciones de bienes, ejecuciones de obra e importaciones definitivas de bienes, excepto automóviles”.

El Gobierno de Mauricio Macri aspira a debatir este proyecto en el marco de una conversación más amplia que incluyen el Presupuesto 2020 y la renegociación de la deuda argentina que promovió el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza.

Según indicaron funcionarios nacionales, los empresarios inmobiliarios argumentan que el 40% de los costos son impuestos. De esta manera, de reducirse la carga impositiva, mejoraría la oferta y permitiría que bajen los precios de las nuevas propiedades.

Un sector en crisis

La actividad de la construcción registró una caída interanual del 1,7% en julio y de esa manera son once los meses consecutivos de desplome, según los datos publicados a principios de septiempre por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Si bien el sector roza un año entero de descensos, en julio se desaceleró significativamente la tendencia negativa, ya que en el mes anterior el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (Isac) marcó una caída del 11,8% respecto al mismo período de 2018.

Estos datos son previos al terremoto económico que se inició con los resultados de las elecciones primarias.

El último informe del Indec también aporta datos del empleo en el sector, que acumuló en junio (último mes registrado) 432.597 asalariados, un 1,6% menos que en mayo y un 3% menos que un año atrás.




Comentarios