A raíz del siniestro vial en la que murió una agente y otro terminó en coma.


La Legislatura porteña manifestó su “profundo pesar” por el incidente vial que el pasado 8 de septiembre provocó la muerte de Cinthia Choque e hizo entrar en coma a Santiago Siciliano durante diez días y sancionó un pedido de informes sobre las condiciones laborales de los trabajadores que realizan esas tareas para el gobierno de la Ciudad.

Cinthia Choque murió en el acto tras ser atropellada por Veppo a 128 kilómetros por hora.

Poco antes del inicio de la sesión ya existían dos expedientes, uno del Bloque Peronista y otro de Unidad Ciudadana que se referían al tema en distintos términos sobre la estabilidad laboral de los agentes. La iniciativa aprobada solicitó a la Dirección General de Cuerpo de Agentes de Control de Tránsito que otorgue información sobre la cantidad de trabajadores en esa institución, son discriminados en “planta permanente, planta transitoria, y personal contratado bajo la modalidad de locación de servicios y cuáles son los parámetros que se utilizan para las altas del personal”.

Santiago Siciliano estuvo en coma durante diez días.

Pidieron datos sobre la antigüedad promedio, cantidad de horas de trabajo, régimen de licencias, y cobertura médica o ART. El Ejecutivo deberá informar si se han realizado concursos para pases a planta permanente durante el períodos 2015-2019 y cuál es el registro de lesiones que hayan sufrido los agentes durante el mismo período.

“Esperamos que el Ejecutivo muestre celeridad a la hora de responder sobre estos temas, ya que tenemos dudas sobre el procedimiento, sobre la condición laboral y sobre los elementos de seguridad” que deben portar los agentes, comentó la diputada María Rosa Muiños.

La Legislatura porteña aprobó el pedido de informes al Ejecutivo de la Ciudad.

El 8 de septiembre pasado, el auto Volkswagen Passat azul que conducía el periodista Eugenio Veppo de 31 años embistió a las 3:30 horas a los dos inspectores de tránsito que realizaban un control vehicular sobre la avenida Figueroa Alcorta y Tagle.

Según un peritaje realizado por la Policía de la Ciudad, el imputado circulaba a 132 kilómetros por hora en la cuadra previa al accidente y a 128 kilómetros por hora al impactar contra las víctimas, lo que sobrepasaba en más de 60 kilómetros la velocidad permitida en ese tramo de la arteria, que es de 70.

El automóvil de Veppo que embistió a los agentes de tránsito.

Tras atropellar a las víctimas, el conductor escapó y abandonó el auto a pocas cuadras, en Silvio Ruggieri al 2800, desde donde caminó junto a sus amigos tres cuadras y se tomó un taxi hacia su domicilio. Luego, llamó a su hermano y a un abogado y se presentó ante la Policía 14 horas después.

El periodista fue procesado con prisión preventiva por “homicidio simple con dolo eventual” y se le dictó un embargo de cinco millones de pesos sobre sus bienes, según dispuso la jueza de instrucción Yamile Bernan.




Comentarios