Si se toman los últimos 12 meses, el costo del conjunto de bienes y servicios que debe cubrir un hogar acumula una suba de 58,8%.


La canasta básica aumentó 3,8 por ciento en agosto, por lo que una familia tipo (dos padres y dos hijos) necesitó un ingreso de $33.013 para no ser pobre, según los datos del Indec.

En el mes pasado hubo un rebote inflacionario por la disparada del dólar, tras las elecciones primarias del 11 de agosto. Por tal motivo, el índice de precios fue del 4 por ciento e impactó en los valores de la canasta básica total (CBT), que toma alimentos, indumentaria, educación, salud y transporte.

Si se toma lo que va del 2019, el conjunto de bienes y servicios de la CBT acumuló un incremento de 30%. Si se extiende a los últimos doce meses, la suba total es del 58,8%.

En tanto, un individuo necesitó de un ingreso de $10.683 en agosto para no caer en la pobreza (hace un año, se necesitaban $6753). Por su parte, para no ser indigente, una persona precisó $4.290.




Comentarios