El exministro de Economía bonaerense también anticipó que en los próximos días llamará a los economistas de todos los espacios políticos, y prometió superávit para agosto.


El presidente Mauricio Macri tomó juramento este martes al nuevo ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, quien reemplaza al renunciante Nicolás Dujovne y que minutos más tarde brindó su primera conferencia de prensa como titular de la cartera.

Lacunza afirmó que “no hace falta un tipo de cambio más alto”, y sostuvo que “hace ocho años que perdimos la senda del crecimiento”.

El funcionario, exministro de Economía bonaerense, apuntó también que “el Presidente me dio un mandato central que es garantizar la estabilidad del tipo de cambio”. “Estamos en un momento complejo y vamos a tomar todas las medidas para garantizar la tranquilidad a todos los argentinos”, dijo Lacunza en conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda.

Hernán Lacunza, flamante ministro de Hacienda, presentó a su equipo económico. (Luciano Thierberger)

Asimismo, Lacunza anunció que en julio se registró superávit fiscal primario y anticipó que en agosto también se lograría un resultado positivo.

El dólar no debe subir más

“Tras las escalada de la semana pasada, el tipo de cambio está largamente por encima de su valor de equilibrio, definido como aquel de balance y equilibrio intertemporal en la relación comercial de la Argentina con el resto del mundo”, afirmó Lacunza.

Y agregó: “Para decirlo en criollo y también como es el consenso entre los analistas y en particular como lo ha manifestado el candidato que más votos obtuvo en las elecciones primarias (Alberto Fernández): no hace falta un tipo de cambio más alto”.

En ese sentido, el funcionario sostuvo que la devaluación de la semana pasada “no pone en riesgo a las metas fiscales” de este año, por lo que consideró que aún es posible llegar al equilibrio fiscal o a un déficit del 0,5% del Producto Bruto como estaba previsto.

Además, anticipó que en los próximos días se reunirá con “los referentes económicos de todos los espacios políticos” que participarán de las elecciones generales del 27 de octubre. A ellos, adelantó, les garantizará que en agosto “va a haber superávit fiscal”.

Mirando al futuro

A menos de una hora de haber asumido en el cargo y con una gestión que durará como mínimo tres meses y medio, con una elección clave en el medio, Lacunza afirmó que su objetivo es construir una “plataforma” para legar durante la transición y el próximo mandato.

El economista señaló que desde 1983 hasta la actualidad hubo un 36% promedio de pobreza y una inflación del 48%, lo que consideró que “no es consuelo ni es excusa” pero explica que “no estamos hablando exclusivamente de los problemas actuales”.

“Esa plataforma que queremos construir y legar durante la transición y el próximo mandato está constituido por cuentas públicas ordenadas, equilibrio fiscal primario, un balance externo financiable menor al 2% del PBI”, puntualizó.

Y añadió que también esa plataforma tiene “un tipo de cambio competitivo muy superior al promedio de las últimas décadas, tarifas de servicios públicos ya corregidas, obras que han incrementado la productividad y transparencia en la gestión pública”.

Por otra parte, destacó que “es evidente” que tras las elecciones primarias, queda claro que el proceso electoral no es indiferente a la estabilidad cambiaria y a la de los precios domésticos.

Y sobre las turbulencias de la última semana afirmó que los mercados prestan más atención al futuro que al presente, y a veces más importante de lo que pueda hacer el Gobierno, es lo que puede estar diciendo la oposición.





Comentarios