El candidato presidencial por el Frente de Todos aseguró que se lo expresó al presidente Mauricio Macri. Pidió también no dilapidar reservas.


El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, consideró este jueves que el precio del dólar en 60 pesos “está en un nivel razonable” y señaló que habría que evitar que se escape más si dilapidar las reservas internacionales.

Fernández fue consultado en radio Mitre por declaraciones que había hecho un día antes el economista Emmanuel Álvarez Agis, quien suena como uno de los posibles integrantes de un eventual gabinete si el candidato del Frente de Todos se impone en las elecciones de octubre.

Foto: Oficina de prensa Alberto Fernandez / AFP.

En un encuentro con empresarios y operadores de la Bolsa de Comercio organizado por la sociedad bursátil Allaria Ledesma, Álvarez Agis sostuvo que “el dólar a 47 pesos estaba bien” y con el de ahora “a 60 pesos estamos recontra bien. Nos pasamos”.

Ahora, Fernández dijo que coincide con la situación actual: “Estoy de acuerdo con esa idea. Y se lo dije al Presidente. Le dije: tratemos de preservar las reservas. Y le pido que en eso escuche al presidente del Banco Central (Guido Sandleris). Se lo dije. Porque bueno, las reservas no son un dato menor”.

“Tengo muy en cuenta que el último informe del fondo que data de veinte días atrás habla de un cálculo de que podían quedar reservas netas reales del orden de los 3.000 millones de dólares y eso a mi me alarmó mucho”, afirmó el candidato presidencial, quien ganó por holgada diferencia las elecciones primarias celebradas el 11 de agosto.

Fernández dijo que si las reservas se desploman, ese fenómeno “podría significar un deterioro mayor” para el frente financiero de la Argentina. “Así como dije que antes el dólar tenía un precio ficticio digo que el dólar ahora está en un valor razonable y no tendríamos que dejar que se escape más. Y tendríamos que lograr que las reservas se preserven”, expresó.

“¿Se podría pactar una especie de transición cambiaria para preservar las reservas?”, preguntó el periodista Guillermo Cohan a Fernández. Y el candidato respondió: “Tengamos en claro que esta es una responsabilidad del Gobierno actual. Hasta el 27 de octubre yo no soy nadie y tampoco puedo arrogarme roles o títulos que no tengo”.

“La Argentina lo que tiene que saber es que en todo lo que yo pueda ayudar, voy a ayudar. Esto ya lo sabe el Presidente, que es quien debe saberlo. Pero el Presidente tiene que ocuparse de gobernar. Y ahí sí el Presidente está en un dilema. El dilema sobre quién va a prevalecer: el candidato o el Presidente. Yo le pido por favor que prevalezca el Presidente, porque sino podemos complicar todo mucho más”, enfatizó.

El diálogo

Creo importante que se haya abierto este canal. Si hace falta conversar, se conversará. Yo no escapo a nada. Y entiendo la dimensión del problema. Y entiendo en el lugar incómodo en el que ha quedado el Presidente. Y creo que todos estamos queriendo que la situación se tranquilice, los mercados se calmen, la especulación desaparezca y podamos poner un poco en orden la economía”, dijo Fernández.

Al ser consultado sobre si a él lo favorece que haya un “desmadre” para que a Macri le vaya peor en las elecciones de octubre, el candidato opositor contestó: “No es eso lo que uno está buscando. Así como dije que el dólar estaba retrasado y que no se podían seguir pagando tasas siderales para contener un dólar con forceps, hoy digo que el dólar ya tiene un valor razonable, no hay argumentos para que siga aumentando”.

Estas situaciones a nadie le hacen bien. Cada vez que la moneda se devalúa, hay miles de argentinos que caen al mundo de la pobreza. Yo no especulo con esas cosas: a mí me duele la pobreza y el padecimiento de la gente, las pymes cerradas. Yo no estoy especulando con eso”, añadió.

Alberto Fernández en San Juan. (Web)

“¿En algún punto ustedes admiten que los antecedentes del final del gobierno de la señora de Kirchner y su último mandato en particular pueden generar una suerte de espanto en el mundo financiero?”, preguntó el periodista Marcelo Longobardi.

“Una de las cosas con las que tenemos que terminar es con el debate argentino de los buenos y los malos, esto que algunos llamaron grieta, que nos ha dividido. Hay un momento en el que tenemos que terminar de revisar siempre el pasado. Porque si solo miramos el pasado sólo generamos miedo”, respondió.

Y descartó que él venga a establecer exactamente las mismas políticas públicas que llevó adelante el kirchnerismo, principalmente en lo que respecta al sector financiero.

Lo que yo les propongo a los argentinos no es volver a establecer un sistema del pasado. También les pido que pasemos de este tiempo en el que hay una visión mentirosa de la realidad. Lo que les propongo es construir algo nuevo. Y eso no pasa por caer en los errores del pasado ni la complacencia del presente. Construir algo nuevo es hacerse cargo de los problemas, asumirlos y enfrentarlos.

Mensaje al mercado

“Yo lo que le digo a los mercados, esa cosa etérea que uno no sabe bien quién es en concreto: Yo vengo acá a empezar algo nuevo, no a fundar la Argentina. No vengo a restablecer un sistema del pasado, del cual yo he sido crítico y por el cual me sacaron el aire porque estaba criticando la reforma de la carta orgánica del Banco Central”, sostuvo.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.




Comentarios